EXPEDICION Cueva Tayos

CUEVA DE LOS TAYOS:

EL MISTERIO

2000€ (IVA incluido)

Fechas:

15/12/2022 - 22/12/2022

Plazas:

Limitadas

Líder:

Detalles expedición

La Cueva de los Tayos, con su misterio y controversia, es uno de los lugares más únicos y especiales de nuestro planeta. Sus entradas ocultas y complicadas en mitad de la selva amazónica, además de los hostiles indígenas shuar que la protegían, hicieron que se mantuviera inaccesible durante décadas. Se estima que puede extenderse durante cientos de kilómetros bajo la Cordillera del Cóndor. En la década de los 60, el explorador húngaro-argentino Juan Móricz se interna en estas enormes galerías y encuentra un gran tesoro. Una serie de metales extraños con escrituras que hacían recordar a la sumeria y que podrían contarnos cómo era el mundo hace más de 3.000 años. Comenzaron las teorías sobre hallazgos extraterrestres. En los años 70, aterriza en Ecuador una expedición británica acompañada por el mismísimo Neil Armstrong (que tiempo atrás había pisado la luna) en busca de este tesoro. Extrajeron diferentes reliquias, ocultas en cajas negras que se llevaron en helicóptero, pero se cree que el tesoro de mantiene oculto en la cueva.

Hoy en día, se puede acceder a este lugar sagrado con el permiso de las comunidades shuar y una buena logística.

Importante avisar a toda persona que esta aventura es de gran exigencia física y no apta para claustrofóbicos.

Ten en cuenta que nuestras expediciones son siempre sumamente flexibles , y que el siguiente itinerario será adaptado a las circunstancias del momento.

Planificación de expedición

Entre todas las solicitudes, nuestro equipo especializado creará un grupo reducido. Estas personas se unirán a la expedición y serán introducidas en un grupo de WhatsApp. A partir de este momento nuestro equipo (contando con el Líder de Expedición) ayudará en todo momento con la preparación previa. Cuáles son los mejores vuelos, qué llevar en la mochila… Será el momento de los pagos.

Qué está incluido

  • Líder de Expedición
  • Alojamiento
  • Desayunos, comidas y cenas (excepto refrescos y alcohol)
  • Transportes
  • Todo incluido dentro de Amazonas
  • Equipos de escalada
  • Seguro médico
  • (No incluidos los vuelos internacionales)

Itinerario

Día 1: Llegada a Quito. Quedada en el hotel donde pasaremos la noche antes de dirigirnos hacia la selva. Cena de grupo para conocernos, resolver dudas y preparar todo lo necesario para la aventura.

Día 2: Nuestro día comenzará todavía bajo la luz de la luna, a las 4 de la madrugada. Emprenderemos un viaje de 6h en una de nuestras furgonetas (aprovechando para dormir un poco más), atravesando la sierra ecuatoriana y hasta llegar a la ciudad de Macas. Después de terminar de organizar algunos aspectos como alimentos y equipos técnicos, nos acercaremos a un río cercano y nos subiremos a una canoa motorizada. De esta forma, estaremos entrando en la gran Amazonas. Avanzaremos por estas aguas marrones rodeados por enormes montañas selváticas y bellas cascadas. A su debido momento, abandonaremos el río para comenzar con nuestra primera caminata entre estos verdes cerros, disfrutaremos de la fauna y flora y nos aclimataremos. Llegaremos de este modo hasta la comunidad de un buen amigo shuar, cuya familia vive en la entrada de la Cueva.

Las comidas serán una mezcla entre alimentos introducidos: arroz, pasta, fruta, verduras… y comidas típicas de la selva y los distintos animales que cacen.

Días 3: Nuestro primer amanecer en la selva. Un día de adaptación en el que conoceremos a la familia shuar, entendiendo su cultura y siendo parte de algunas de sus tradiciones como bailes y cantos. Vida de selva: conoceremos la zona, para empezar a movernos por los caminos amazónicos. Es una región muy particular donde, a la vida de selva, se le añade la dificultad de las fuertes pendientes. Al atardecer llegará la hora de escuchar las primeras historias sobre la Cueva de los Tayos. Esta familia shuar está directamente relacionada con el misterio, ya vivían en la entrada de la cueva en tiempos de la expedición británica, por eso nos podrán brindar información desconocida hasta el momento. Dormiremos de nuevo en una de la cabañas de la familia.

Día 4: Es el gran día, el día de acceder a Tayuwaa (nombre shuar de la Cueva de los Tayos). Hay varias entradas reconocidas a estas galerías, nosotros entramos por la más famosa e importante. Un tremendo agujero oscuro en mitad de la frondosa vegetación amazónica. Para descender deberemos hacer un rápel vertical de 60 metros. Décadas atrás los shuar descendían con escalerillas hechas con lianas, con la finalidad de cazar estos tayos (pájaros que habitan en el interior de estas cavernas), nosotros lo haremos con nuestros equipos de escalada. No hace falta tener conocimientos previos, las familias shuar nos ayudarán con todo lo necesario. Encontraremos el famoso arco de Móricz, el cual ha servido de inspiración para cantidad de teorías sobre civilizaciones perdidas e incluso extraterrestres. Tras el arco, nos esperan las enormes galerías. La especial fauna de este oscuro lugar nos dará la bienvenida, tarántulas y serpientes, además de algunos escorpiones e insectos. Recorreremos todos los sectores, caminando sobre las huellas de los antiguos pobladores de la cueva, de Juan Móricz y hasta de Neil Armstrong y Stan Hall (expedición británica). Encontraremos cascadas, túneles, ríos… zonas más abiertas y zonas más complicadas. Avanzaremos hasta el sumidero, el punto más profundo al que se puede llegar hoy en día. Esa noche toca dormir bajo tierra, en el interior de la cueva y protegidos con tiendas de campaña.

Día 5: Comienza nuestro segundo día dentro de las galerías, en el corazón de estas montañas amazónicas. Momento de recorrer las zonas de la cueva a las que no hubiese dado tiempo el día anterior. Las salas son muchas y alejadas unas de otras, terrenos complicados por los que avanzaremos lentamente. Disfrutando del momento también, no hay otro lugar como este en el planeta. Pasada una parte del día, nos acercaremos a la profunda entrada principal para salir de nuevo a la selva. Día de descanso en la comunidad, comer y beber lo que el lugar nos brinde.

Día 6: Existen algunos lugares cercanos que podrían ser clave en este misterio, restos de búsquedas del tesoro, protegidos por esta familia shuar. Una vez en el lugar veremos si es posible acercarnos aún con el difícil acceso. Dependerá de las fuerzas que nos queden y de las propias lluvias. Tiempo para convivir con los nativos amazónicos: travesías, cazar o pescar en los ríos… Dormiremos plácidamente en la comunidad, eso sí, con el misterio y el tesoro rondándonos la cabeza continuamente.

  • Posibilidad de una ceremonia de ayahuasca con el chamán de la comunidad. (No incluida) Tal vez, de este modo, podamos conectarnos más aún con el lugar y su misterio.

Día 7: Tras nuestra última noche en la selva será hora de despedirnos de nuestra familia shuar. Grandes momentos habremos compartido, descenderemos por las montañas a sabiendas de que aún queda camino por recorrer en esta región amazónica. Encontrar nuevas galerías, nuevos testimonios, reliquias enterradas en el barro…

De nuevo por el río Coangos, saldremos hacia Macas y de forma seguida, a Quito. Llegaremos a nuestro hotel donde podremos ducharnos, descansar, hablar de nuevo con nuestros familiares, cenar juntos y tomar una rica cerveza.

Día 8: Día de vuelta a casa, después de unos cálidos abrazos emprenderemos los vuelos de regreso a nuestros respectivos países.

Formulario de reserva